Beneficios de dejar de fumar con el paso del tiempo

  • 20 minutos después de dejar de fumar tu presión sanguínea disminuye, tu pulso baja y la temperatura de la sangre en tus manos y pies a aumentado.
  • 2 horas después de dejar de fumar, se ha reducido la nicotina en tu sistema.
  • 8 horas después de dejar de fumar, el nivel de monóxido de carbono en tu sangre disminuye y el oxígeno aumenta al nivel normal de un no-fumador. Esta es una de las mejores ventajas de dejar de fumar, debido a que el monóxido de carbono afecta a tus músculos, cerebro y los tejidos.
  • A las 24 horas, tus probabilidades de un ataque al corazón ya ha disminuido.
  • A las 48 horas tu sentido del olfato a mejorado y tu paladar cobra vida de nuevo.
  • Pasados de 2 a 4 días, todos los restos de nicotina han desaparecido de tu cuerpo. Eso significa que no hay una sustancia adictiva física en su cerebro
  • Después de 2 semanas hay grandes mejorías.
  • La circulación sanguínea mejora en aproximadamente entre 2 y 4 semanas, lo que te permite caminar con mayor energía. La piel comienza a hidratarse y las arrugas prematuras, causadas por el tabaco, desaparecen. Las sustancias tóxicas del humo del tabaco rompen las fibras de colágeno de la piel, lo que provoca la aparición de arrugas prematuras. Al dejar de fumar tu piel deja de tener ese aspecto seco, sucio y arrugado, conocida como "cara de fumador". La piel recupera su elasticidad y brillo natural. Ya no tienes que tapar el mal olor de tabaco en tu ropa, tu casa o tu coche. Ahora tu perfume ya no está mezclado con el mal humo de tabaco. Poco a poco desaparece el color amarillento de tus manos y uñas. !Qué gusto!
  • A partir de unos meses se regeneran los cilios de los pulmones, lo que te permite evitar las infecciones porque vuelven a trabajar como auténticos filtros para evitar que entren partículas extrañas a tus pulmones. Disminuye la tos, la congestión nasal, la fatiga, la falta de aire y aumenta la energía en general.
  • Entre 2 y 9 semanas después, tu circulación mejorará, el ejercicio no será tan agotador y tu capacidad pulmonar aumentará. Al dejar de fumar, los hombres mejoran su vida sexual, porque fumar baja la libido y la porquería del tabaco (sobre todo los alquitranes) obstaculiza las venas dificultando la erección.
  • A los 3 meses. La tos, los silbidos involuntarios y otros problemas respiratorios, disminuyen como resultado de una mejor función pulmonar, incrementada hasta en un 10%. Después de 3 meses, mejora tu fertilidad. Esta es una razón frecuentemente pasada por alto cuando se buscan buenas razones para dejar de fumar. En los hombres aumenta la calidad y la densidad de espermatozoides y en la mujer aumenta las posibilidades de concebir, con menor probabilidad de aborto involuntario, o de dar a luz a bebés con mayor riesgo de muerte fetal, parto prematuro o que el bebe tenga un peso bajo al nacer. Las manchas de alquitrán en los dedos y dientes ya no saldrán.
  • En los primeros 9 meses, te darás cuenta de que ya no sufres de falta de aire, tos y la congestión nasal o la fatiga mejoró rápidamente.
  • Pasado 1 año, tu riesgo de sufrir enfermedades coronarias es la mitad que la de un fumador. A estas alturas y debido al aumento de oxígeno, tendrás una notable mejora en tu piel y encías. El oxígeno ayudara a reparar la piel seca.
  • Después de 5 años, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad. También tu riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas disminuye rápidamente. Y poco a poco estos beneficios para tu salud irán aumentado de forma progresiva.
  • Entre 5 a 15 años, ya no tendrás mayor riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular que la de cualquier persona que nunca haya fumado.
  • A partir de 10 años después de dejarlo, tus probabilidades de enfermedad coronaria serán prácticamente las mismas que las de cualquier persona que nunca haya fumado. De hecho, el riesgo de una muerte prematura por todas las causas debidas al tabaco prácticamente desaparecen y vuelves a sentirte como las personas que nunca han fumado.

Y si te embarazas tu posibilidad de tener un bebé saludable aumenta porque evitas complicaciones durante el embarazo y el parto. La ausencia de nicotina, monóxido de carbono, alquitranes y otras sustancias permiten que el oxígeno y los nutrientes lleguen al bebé en la matriz para asegurar su crecimiento y aumento de peso de manera adecuada.

Además, el tabaco produce en la boca multitud de problemas que van desde el manchado de los dientes y el mal aliento hasta el cáncer oral. Al dejar de fumar tu salud bucal mejora. Desaparecen las arrugas alrededor de los labios. Se normaliza la cicatrización de las heridas. Recuperas el gusto. Menor dolor en las extracciones dentales. Mayor facilidad en los implantes de piezas postizas. Menor desgaste del esmalte de los dientes. Disminuye drásticamente la inflamación de las encías y tu imagen mejora también, recuperaras el buen aliento, tu ropa no olerá a humo, ni tendrá quemaduras, tus besos tendrán mejor sabor, tu casa no olerá a tabaco. Y tu autoestima, por fin te has librado de esta horrible esclavitud, serás un buen ejemplo para tus hijos.

  • iPhone
  • iPhone
  • iPhone
  • iPhone
  • iPhone
  • iPhone
  • iPhone